volver

Blog

  • Cirugía
Aumento de senos con protesis

Mitos y verdades sobre el aumento de senos: ¿Se puede dar el pecho con prótesis?

La imposibilidad de amamantar con prótesis de pecho es uno de los mitos más extendidos sobre el aumento de senos, pero, ¿Es cierto?

A la hora de plantearte someterte a un aumento de senos o a cualquier otra operación, lo más normal es que te asalten millones de dudas. Entrar en un quirófano aunque sea por una cuestión estética es una decisión que siempre debemos meditar mucho antes de dar el paso, ya que los resultados de la cirugía estética suelen ser permanentes.

Por suerte doctor Google siempre está ahí para proporcionarte cuanta información necesites, pero no siempre esta es de calidad. La sobreinformación de la red es el caldo de cultivo idóneo para hacer pasar por ciertos muchos mitos y mentiras en torno a la cirugía estética.

Para combatir tanta desinformación, hoy queremos hacer frente en nuestro blog a uno de los grandes mitos en torno al aumento de pecho, y es que hay quienes aseguran que el uso de implantes mamarios es un impedimento para la lactancia. Pero, ¿Es cierto?

“Si te operas el pecho no puedes amamantar”

¿Interfieren las prótesis de senos en la lactancia? Es una de las grandes dudas que asaltan a todas las mujeres que se plantean realizarse un aumento de senos y por ende uno de los grandes mitos que giran en torno a la conveniencia de realizarse una mamoplastia.

A muchas mujeres les da miedo que al ponerse prótesis en el pecho no puedan amamantar si tienen hijos en un futuro, algo que es absolutamente falso, ya que los implantes no interfieren en la lactancia.

Un aumento de senos puede ser subglandular o submuscular, esto es, que dependiendo del resultado estético que se pretenda alcanzar, la prótesis la colocamos o bien por detrás de la glándula mamaria o por debajo del músculo pectoral, entre este y la pared del pecho, por lo que el implante no interfiere en el proceso de lactancia ni obstruye los conductos galactóforos, que transportan la leche hasta el pezón.

Otro miedo común es que la composición de las prótesis pueda afectar a la calidad de la leche materna. Se han hecho las suficientes pruebas en torno a este tema para poder garantizar la seguridad de los neonatos y los análisis han demostrado que el nivel de silicona en sangre no se ve alterado en aquellas mujeres que se han sometido a un aumento de pecho.

Ante el mínimo riesgo de rotura de la prótesis también podemos estar tranquilas: al implantar la prótesis nuestro organismo las identifica como algo exógeno y genera una capa aislante alrededor del implante, por lo que la leche materna nunca podrá verse contaminada por la silicona de la prótesis.

Para mayor seguridad, en CEME utilizamos prótesis de Gel Cohesivo, un componente mucho más consistente y denso que la silicona líquida. Además, las prótesis de gel cohesivo están formadas por varias capas protectoras, por lo que es prácticamente imposible que puedan esparcirse micropartículas de silicona hacia el pecho o axilas. Hoy en día los implantes de gel cohesivo son los más seguros del mercado.

En CEME siempre aconsejamos a nuestros pacientes acudir a una cita gratuita para resolver todas las dudas posibles con profesionales médicos, las únicas voces acreditadas para ofrecerte una información de calidad.

Si estás pensando en operarte el pecho y quieres que uno de nuestros cirujanos especializados te evalúe y asesore de forma gratuita, contacta con nosotros.

Entradas recientes

Cirugia

Cirugia

Tratamientos

Tratamientos

Promociones

Ver promociones

Contacto

¿Alguna duda? Estamos aquí para ayudarte y asesorarte. Nuestro equipo se pondrá en contacto lo antes posible. Recuerda que la primera cita es gratuita.

Acepto las condiciones legales

Horarios

Lunes - Viernes

11.00h. - 20.00h.


Sábados

11.00h. - 14.00h.

Atención telefónica

24 horas

Lo último en el Blog

CEME utiliza cookies para
mejorar su experiencia. Lo comprendo