• Línea gratuita 900 902 623
  • Madrid 917 524 018
  • Whatsapp 655 666 641
Seleccionar página

Elimina arrugas, líneas de expresión y otras imperfecciones con esta sustancia indolora

2 de agosto de 2018. La toxina botulínica es una proteína que permite la relajación muscular y que empezó a utilizarse como medicamento neurológico en 1980. Actualmente es el tratamiento estrella para rejuvenecer el rostro porque sus efectos son inmediatos y no tiene efectos secundarios.

¿Qué hace realmente esta sustancia? Bloquea los impulsos nerviosos haciendo que se atenúen las líneas de expresión y arrugas.

¿En qué consiste el tratamiento? Consiste en aplicar la toxina botulínica en los músculos a través de agujas finas para conseguir su relajación. Para resultados naturales, siempre se debe seguir las pautas de un especialista. Esta técnica no requiere anestesia, no es dolorosa y por supuesto no deja cicatrices.

¿En qué zonas se puede aplicar? Frente, entre los ojos, en las famosas “patas de gallo”, en la zona de los párpados y en el “código de barras”, justo encima del labio superior. Si el doctor médico estético lo recomienda, también es posible en el cuello. Pero lo normal es en el tercio superior del rostro.

¿Algunas cremas pueden conseguir los mismos resultados? No, ya que las cremas se aplican de manera tópica.

¿A qué edad está recomendado este tratamiento? No hay una edad ideal para someterse a este tratamiento, aunque normalmente es a partir de los 30 años. Se podrá inyectar toxina botulínica en el rostro cuando un especialista lo diagnostique.

¿Resultados? Con una sola sesión ya se obtienen resultados duraderos, alrededor de 6 meses. Los efectos son visibles a los tres días tras el tratamiento. Se recomienda su aplicación como máximo dos veces al año.

¿Puedes ser peligroso para la salud? Existe la probabilidad de un 1 % de efectos adversos. Estos serían síntomas leves como: enrojecimiento, hematomas o molestia en las zonas tratadas.

Que debes saber antes de este tratamiento

Sus resultados son rápidos y efectivos, sin embargo no es bueno abusar de ello. Hay muchos rostros conocidos que han sufrido efectos contrarios a lo esperado por inyectarse más de lo recomendado. Para evitar estas reacciones hay que aplicar las dosis adecuadas.

Muchos de los rostros conocidos utilizan esta fórmula para lucir un rostro joven, pero para algunos casos como Nicole Kidman, Meg Ryan y Madonna no es un secreto. Lo resultados ideales se consiguen cuando las personas de alrededor no perciben al paciente con toxina botulínica en el rostro.  

En CEME disponemos de este procedimiento. El precio de una zona es 150 euros y tres zonas por 299 euros. 

UBICACIÓN

HORARIOS

Lunes – Viernes
11.00h. – 20.00h.

Sábados, domingos y festivos
Cerrado

Atención telefónica
24 horas

CONTACTO