• Línea gratuita 900 902 623
  • Madrid 917 524 018
  • Whatsapp 655 666 641
Seleccionar página

Cuando se realiza un aumento de pecho es recomendable que las prótesis se cambien cada 10 años, pero hay ciertos casos en los que surgen problemas inesperados, ya sea por la calidad de la prótesis, algún accidente que provoque un fuerte impacto en la mama, etc. Por ello, la paciente deberá tener revisiones periódicas para garantizar que todo lo relacionado con el estado de sus prótesis estén correctamente.

¿Qué es la contractura capsular?

La contractura capsular o también llamada encapsulamiento de la prótesis mamaria, es un proceso por el cual la cápsula fibrosa (aquella que produce nuestro organismo de forma normal alrededor de cualquier cuerpo ajeno, como puede ser una prótesis) se pone más gruesa, se contrae y genera un aumento de la dureza de la mama, pudiendo alterar su forma y generar molestias en la zona del pecho.

Para solucionar este problema es necesario una intervención que retire esos tejidos provocados por nuestro propio organismo. Para ello, es necesario realizar un recambio de prótesis ya que éstas se han visto alterada por esos tejidos.

El recambio de prótesis es una intervención muy sencilla que consiste simplemente en sacar las prótesis antiguas, que se puso la paciente anteriormente, y sustituirlas por otras nuevas manteniéndose el volumen del pecho de la paciente conseguido por la mamoplastia.

¿Cuáles son los síntomas?

Cuando se produce un encapsulamiento o contractura capsular surgen diversos síntomas provocados por los tejidos que están alrededor de la prótesis mamarias. Los síntomas que se pueden tener son:

  • Dolor en los pechos: al principio es una molestia pequeña, luego sigue con un dolor agudo que impide el desarrollo de la vida cotidiana.
  • Endurecimiento del pecho: según el grado. Dependiendo del grado de los tejidos, los pechos están más o menos endurecidos.
  • Pechos asimétricos: el pecho aparece deformado y con una asimetría.
  • Sensibilidad en la zona mamaria: la zona se vuelve muy sensible lo que provoca muchas molestias y malestar de la paciente.

¿Qué grado de contractura capsular tengo?

Los grados de la contractura capsular se miden a través de un sistema creado por el cirujano plástico el Dr. Baker. Ese sistema consiste en distinguir 4 grados de la contractura en función de su intensidad.

  • Grado I: la prótesis tiene un tacto blando y natural.
  • Grado II: el aspecto de la prótesis es normal, al tocarlo se siente un poco firme.
  • Grado III: la prótesis empieza a deformarse y al tacto está demasiado dura
  • Grado IV: a las características del grado anterior se le suma el dolor agudo, molestias y malestar.

Recuerda que en CEME todas las revisiones se incluyen en el precio, teniendo también una asesora que estará en todo momento contigo en el proceso y te aconsejará de la mejor forma posible.  

La contractura capsular es un fenómeno poco habitual, pero siempre hay que tener información para prevenir y poder comentarlo con el doctor si en algún momento tiene sospechas de tenerlo.

CONTACTO