• Línea gratuita 900 902 623
  • Madrid 917 524 018
  • Whatsapp 655 666 641
Seleccionar página

El 39,3% de los españoles sufren sobrepeso y el 21,6 obesidad. Según algunos estudios, estos datos se irán incrementando con el paso de los años y trae, como consecuencia, graves problemas a nivel social y sanitario ya que conlleva a importantes enfermedades cardiovasculares, diabetes, hipertensión, etc. En este post, te contamos todo lo que necesitas saber sobre el método sin cirugía más efectivo para perder peso: el balón intragástrico.

¿Qué es el balón intragástricogástrico?

Es un tratamiento que consiste en introducir en el estómago un balón de silicona, mediante una sencilla endoscopia y acompañada de una ligera sedación, para que no se sienta nada.

Una vez que se coloca en el estómago, el Balón se llena con suero fisiológico teñido de azul, con un volumen suficiente para que provoque gran sensación de saciedad. Como el Balón Intragástrico ocupa parte del estómago, ya no se tendrá tanto apetito, y el paciente se saciará rápidamente comiendo menor cantidad de alimentos.

De esta forma, además de perder peso, el paciente podrá reeducar su alimentación cotidiana y llevar un cambio de hábitos alimenticios. Por lo tanto, se evita recuperar el peso perdido cuando se extraiga el balón.

El Balón Intragástrico puede permanecer hasta 6 meses en el estómago. Una vez finalizado el tratamiento, su retirada se realiza de la misma forma, sin cirugía y sin molestias.

¿Cómo es el procedimiento?

El proceso de colocación tiene una duración de 10-15 minutos y no implica una intervención quirúrgica, ya que se introduce por vía oral mediante una endoscopia y bajo una pequeña sedación, para que no se sienta ningún tipo de molestia.

Una vez colocado, al cabo de una hora aproximadamente, el paciente podrá volver a casa. Los resultados dependen del compromiso del paciente ya que tendrá que cambiar sus hábitos alimenticios. Si se siguen las indicaciones correctamente, los resultados serán plenamente satisfactorios.

¡Pierde peso!

¿Cómo sabes que eres el candidato idóneo para el balón?

El peso ideal es aquel con el que nos sentimos bien, y nos permite desarrollar todas las funciones biológicas con normalidad. La forma más fiable para saber si uno está en su peso ideal es mediante el Índice de Masa Corporal (IMC), y se calcula a través de la fórmula: Kg/cm²= IMC.

IMC para perder peso con el balón

¿Cualquier persona es apta para el Balón?

El Balón Intragástrico no está recomendado para pacientes con un IMC inferior a 30, a menos que su sobrepeso vaya acompañado de comorbilidades asociadas, y que la pérdida de peso sea una solución.

Si el paciente padece algunas de estas patologías, el Balón no es recomendado:

  • Cualquier enfermedad inflamatoria del tracto gastrointestinal
  • Alergia a la silicona
  • Hernia de hiato grande
  • Embarazo o lactancia
  • Pacientes que toman aspirinas, anti-inflamatorios, etc.

Tampoco es recomendado para aquellos pacientes que no estén dispuestos a colaborar una vez introducido el Balón, ya que esto requiere unos hábitos alimenticios totalmente distintos a los que tenía el paciente.

Ventajas del Balón Intragástrico

Estas son algunas de las ventajas de este método efectivo para la pérdida de peso:

  • Es un método efectivo que no requiere cirugía.
  • Se puede perder entre 15-30 kilos.
  • El balón puede retirarse en cualquier momento
  • No se recupera el peso perdido. Al conseguir reeducar sus hábitos alimenticios, el paciente podrá aseguir su alimentación saludable incluso cuando se retire el Balón

 

¡Consigue perder peso con CEME! Acude a nuestras clínicas para una cita de valoración gratuita, sin compromisos. El precio del procedimiento incluye: la intervención, anestesia, preoperatorio, medicación necesaria, todas las consultas y revisiones y teléfono de urgencias 24 horas.

¡Te esperamos en CEME!

CONTACTO