• Línea gratuita 900 902 623
  • Madrid 917 524 018
  • Whatsapp 655 666 641
Seleccionar página

Pierde peso sin bisturí de una manera rápida y efectiva

No todas las personas están dispuestas a pasar por el quirófano y hacer frente al bisturí, por ello existen otras alternativas muy eficaces y sin cirugía para bajar de peso. Seguramente has oído hablar del balón intragástrico pero seguro que desconoces cómo es el balón y cómo se acopla a nuestro cuerpo. En este artículo resolverás todas las dudas e incluso te convertirás en un experto de este tratamiento endoscópico.

¿Cómo es el balón?

Es un balón de silicona con una válvula de retención, tiene una sonda con una funda del mismo material para la colocación del balón, un cable guía para obtener mayor rigidez y un tubo de PVC para la transfusión de líquidos. El dispositivo se suministra no estéril y está destinado para un solo uso. Como ocupa parcialmente el estómago, genera una sensación de saciedad de manera inmediata.

¿Cómo se coloca? Precauciones a tener en cuenta

La colocación del balón debe realizarse en una sala de endoscopia debidamente equipada. Estos son los pasos a seguir:

1. Primero es necesario un diagnóstico endoscópico previo del esófago y el estómago para descartar posibles enfermedades que contraindiquen la colocación del balón.

 2. A continuación, se introduce el balón y el endoscopio para colocar en la posición precisa el dispositivo. Debe quedar situado dentro de la cavidad del estómago, por debajo del esfínter esofágico inferior.

3. Por último, se rellena el balón con el líquido (500-700 ml 0,9-% de solución coloreada con azul de metileno). El líquido se introduce por grados en el lumen del balón a través del tubo de silicona. Para prevenir un posible escape de líquido mientras la jeringa está desconectada, es necesario estrangular el tubo con unas pinzas de sujeción. Cuando el balón empiece a hincharse, la fina funda de silicona que lo contiene se romperá y éste será liberado.

Se recomienda que el paciente tome medicación para reducir la secreción de ácidos en el estómago a lo largo de todo el tratamiento. Durante los primeros días después de la colocación, el paciente puede padecer náuseas y vómitos. Si los síntomas de la disfagia se prolongan durante 3 o más días el balón deberá ser retirado.

¿Este tratamiento está recomendado para todas las personas con sobrepeso?

Este tratamiento está indicado para pacientes que presenten un Índice de Masa Corporal de 30-40Kg/m2. Respecto a los pacientes cuyo IMC sea
superior a 40Kg/m2, también pueden usar el Balón Intragástrico, entendiendo el tratamiento como una preparación previa a la cirugía.

La edad recomendada para usar este dispositivo es de 18-60 años, y para pacientes que han intentado bajar de peso con diferentes métodos y no han conseguido resultados.

El balón intragástrico no está recomendado para pacientes con un IMC inferior a 30, a menos que su sobrepeso vaya acompañado de comorbilidades asociadas y existan expectativas reales de mejora con la pérdida de peso.

Tampoco podrán utilizarlo aquellos que tengan alguna de estas patologías:

-Cualquier enfermedad inflamatoria del tracto gastrointestinal, incluyendo esofagitis, ulcera gástrica, ulcera duodenal y enfermedad del Crohn.

-Cáncer del tracto gastrointestinal.

-Varices esofágicas o gástricas, telangiectasias.

-Anomalías congénitas del tracto gastrointestinal como atresias o estenosis.

-Una estenosis o divertículo en el esófago o la laringe.

-Una cirugía gástrica o intestinal previa.

-Una hernia de hiato grande.

-Trastornos psicológicos, alcoholismo o drogadicción.  

-Embarazo o lactancia (el balón deberá retirarse si se confirma un embarazo durante el tratamiento).

-Pacientes que toman aspirina, anti-inflamatorios, anticoagulantes u otros irritantes gástricos.

-Alergia a la silicona.

-Cualquier otra condición médica que no permita una endoscopia.

No se recomienda el uso del dispositivo en pacientes poco disciplinados que no estén dispuestos a seguir la dieta establecida y un programa de modificación de hábitos que incluya, al menos, una visita médica de seguimiento cada dos semanas.

Balón de 6 o12 meses

Dependiendo de las indicaciones del doctor, el paciente podrá usar un balón de 6 o 12 meses.

El precio de un balón de 6 meses es de 3500 euros, y puedes financiarlo desde 69 euros al mes.

El precio de un balón de 12 meses es de 4500 euros, pudiéndolo financiar desde 90 euros al mes.

 

UBICACIÓN

HORARIOS

Lunes – Viernes
11.00h. – 20.00h.

Sábados, domingos y festivos
Cerrado

Atención telefónica
24 horas

CONTACTO