• Línea gratuita 900 902 623
  • Madrid 917 524 018
  • Whatsapp 655 666 641

En la Edad Media ser babero-cirujano era una de las profesiones más solicitadas ya que ofrecían diversos servicios a un módico precio.

En el siglo XIII el gremio de cirujano-barbero tenía muchos adeptos, entre ellos personas de la nobleza que debido a la desconfianza que les transmitía la medicina de esa época decidían solucionar sus problemas de salud o de barba en estos lugares.

Las personas que se dedicaban a ello lo hacían por dos motivos: heredaban el negocio de sus padres, por lo que no tenían ninguna formación, o eran aprendices de cirujanos.

Algunas de las cirugías que se realizaban eran para quitar hernias, hemorroides y muelas. Eran muy conocidos por las populares sangrías de la época, que consistía en sacar sangre a los pacientes para hacer frente a las enfermedades, sobre todo en primavera. Esto lo conseguían con sanguijuelas o realizando una incisión en las venas. Otros de sus servicios más solicitados eran
blanquear los dientes con aguafuerteremediar el dolor de cabeza perforando
el cráneo
, pensando que el cerebro así tendría menos presión y desaparecería el dolor.

En principio estos negocios eran nómadas, pero debido a la demanda que tenían en esos años decidieron abrir sus propios establecimientos. Para localizarlos fácilmente comenzaron a colocar carteles en la fachada con su técnica más famosa: la sangría. En ellos se veía a personas desangrándose con la mano hacia arriba. Sin embargo, como no era muy agradable tener esa imagen en la entrada de sus negocios decidieron cambiarlo por un poste rojo con tiras blancas como si fueran vendas, así simulaban ese procedimiento pero sin ser tan explícito.

Actualmente este poste, colocado cada vez más en barberías de ciudad y de barrio, tiene franjas azules ya que, con el paso de los años en la Edad Media, se extendió a Francia y Estados Unidos y éstos decidieron incorporar el color azul de sus banderas.

Estos gremios fueron separados radicalmente a finales del siglo XIX por la presión de los cirujanos titulados. Lo único que perdura de esta curiosa actividad es el poste conocido por todos.

UBICACIÓN

HORARIOS

Lunes – Viernes
11.00h. – 20.00h.

Sábados, domingos y festivos
Cerrado

Atención telefónica
24 horas

CONTACTO