• Línea gratuita 900 902 623
  • Madrid 917 524 018
  • Whatsapp 655 666 641
Seleccionar página

Dependiendo las preferencias de la paciente en esta cirugía se elegirá una vía de abordaje u otra

20 de julio de 2018. Hay muchas técnicas para incorporar la prótesis en el pecho, las vías de abordaje o de acceso más comunes son: por el surco submamario, areola o axila (esta última está en desuso). El aumento mamario también puede realizarse con la propia grasa de nuestro cuerpo, especialmente de caderas o abdomen, a través de una lipotransferencia aunque esta práctica no está recomendada por los especialistas.

Vía periareolar. Solicitada por aquellas pacientes que no quieren nada de cicatriz, la areola al ser de un color más oscuro que la piel, se disimula mucho mejor. A los 3 meses no queda ni rastro de la cirugía. Esta técnica también evita riesgos de retracción o capsulación, ya que el cirujano ve de forma más clara la cavidad de la mama. Por el contrario, los especialistas no recomiendan esta vía de acceso si en un futuro la mujer quiere amamantar.

Vía surco submamario. En esta zona la cicatriz oscila entre 3-4 cm, se disimula bien con la caída del pecho. No es recomendable para aquellas pacientes que tengan el polo inferior del pecho corto, ya que la cicatriz sería muy visible y, por tanto, poco estético. Esta vía es recomendaba para futuras mamas que quieran dar el pecho.

Vía axilar. La más complicada, ya que el cirujano debe desplazar la prótesis desde la axila a la mama. Está en desuso ya que no sirve para todas las prótesis: las anatómicas no pueden tener de vía de acceso la axila.

Por último, recordamos que cada persona es distinta y dependiendo de sus expectativas, su anatomía y sus patologías u otras situaciones que puedan influir en esta intervención, el diagnóstico lo debe dar un cirujano plástico reconocido por la SECPRE.

UBICACIÓN

HORARIOS

Lunes – Viernes
11.00h. – 20.00h.

Sábados, domingos y festivos
Cerrado

Atención telefónica
24 horas

CONTACTO