• Línea gratuita 900 902 623
  • Madrid 917 524 018
  • Whatsapp 655 666 641
Seleccionar página

En un aumento de pecho la prótesis puede ser visible en la superficie de la piel si el plano de colocación no es el adecuado.

25 de julio de 2018. Antes de decidir si entrar al quirófano, ya sea por motivos estéticos o no, hay que conocer las posibles complicaciones que puede desencadenar la intervención aunque no afecten a la salud.

El efecto rippling se refiere a las ondulaciones o pliegues que pueden aparecen en la superficie de la piel del pecho, especialmente en la parte lateral de la mama y en el escote.

¿Cuándo puede ocurrir?

Si el cirujano plástico realiza un diagnóstico detallado y examina minuciosamente los senos, no debe ocurrir. Pero en ocasiones, cuando la mujer es muy delgada o tiene poco pecho aparece este efecto de ondulación. Otros factores a tener en cuenta:

Diámetro de la mama. El diámetro de la prótesis no puede ser superior al del pecho, sino su textura será visible a cada lado de la
mama.

Escaso tejido mamario. Cuando la paciente tenga poco tejido glandular, la prótesis debe colocarse debajo del músculo pectoral así tendrá mayor cobertura y estará mejor recubierto.

Colocación del implante. El implante no está lleno al 100 % de su capacidad, por lo que cuando se coloca en posición horizontal se forman pliegues y ondulaciones. Si la mujer tiene tejido mamario suficiente se puede poner en el plano subglandular y no será visible. Si, por el contrario, tiene poco, siempre deberá colocarse detrás del músculo.

Cada aumento de pecho es distinto, porque cada mujer lo es. Aunque el procedimiento pueda parecer el mismo, según la anatomía de la paciente y los resultados deseados se deberá utilizar una técnica u otra. No hay una más sencilla, pero sí una más adecuada a cada mujer.

UBICACIÓN

HORARIOS

Lunes – Viernes
11.00h. – 20.00h.

Sábados, domingos y festivos
Cerrado

Atención telefónica
24 horas

CONTACTO